Verdades sobre la depilación láser

Los últimos avances médicos en tecnología laser ofrecen una mayor efectividad, no son dolorosos y, además, permiten prolongar el tratamiento incluso durante el periodo estival.

Con la llegada de los equipos médicos de depilación laser de última generación y alta potencia ahora ya es posible obtener resultados muy satisfactorios con menos sesiones y sin dolor. Además, gracias al imparable avance de las nuevas tecnologías, los equipos médicos laser más modernos son ahora también muy eficaces sea cual sea el tipo de piel, vello y periodo del año.

Desde la aparición de las primeras técnicas de depilación laser en el año 96 aproximadamente hasta la fecha de hoy, la tecnología y el desarrollo han hecho que, aquellos primeros tratamientos de resultados inciertos que, en ocasiones podían provocar alguna pequeña lesión, se hayan vuelto altamente eficaces, seguros e indoloros.

La tecnología laser de diodo es una de las más eficaces y avanzadas que existe actualmente en el mercado gracias a su longitud de onda de emisión, al tamaño mayor del spot, que permite una mayor profundidad de penetración y no precisa de anestesia tópica, ya que es indolora.

¿Cómo funciona la depilación médica laser?

Todos los láseres actúan únicamente sobre el pelo en fase de crecimiento (anagen), que es cuando el vello está unido al folículo piloso. Así, el pelo actúa como una antena y conduce esta energía laser en forma de calor a la célula productora de pelo destruyéndola.

La cantidad y proporción de células que se encuentran en esta fase, varía según la persona, la zona a tratar, el color de la piel… Pero suele oscilar entre un 30% y un 20% del vello de media. Esta es la razón que explica el por qué la eliminación total del vello solo se podrá alcanzar realizando varias sesiones distanciadas en el tiempo, para que la luz láser pueda actuar sobre “todas las células en la fase de crecimiento”.

Es importante que sea siempre un médico quien dirija el tratamiento y que éste realice un diagnostico dermatológico  previo para determinar las mejores pautas en cada caso y así evitar lesiones inmediatas o tardías en la piel. Además, cabe destacar que no todos los equipos laser son igual de efectivos, por eso siempre es aconsejable utilizar uno de exclusivo uso médico y no estético, que son menos o nada eficaces y precisan de la realización de un mayor número de sesiones.

La gran difusión de la depilación laser ha propiciado la generación de multitud de oferta laser, mucha de ella no médica, que utiliza máquinas de dudosa procedencia que prácticamente no hacen efecto o equipos que en manos de personal no médico pueden causar serios problemas.

Verdades sobre la depilación laser

 La depilación laser es permanente, no definitiva. Pues la conversión de células basales a células pilosas está sujeta a posibles cambios hormonales o fisiológicos, como por ejemplo los tratamientos con cortisona.

● Siempre es un médico quien debe supervisar el tratamiento y en todos los casos es necesario un diagnóstico dermatológico previo para evitar posibles lesiones en la piel y garantizar la máxima eficacia.

● Con los equipos médicos laser de última generación ahora es posible seguir con el tratamiento en cualquier época del año.

● Los equipos médicos laser más novedosos son capaces de eliminar con eficacia todo tipo de vello, sea fino o grueso y sin importar el tono de la piel.

● Los equipos de último generación han permitido a la depilación laser convertirse en un tratamiento médico completamente indoloro. De hecho, ya no es necesario usar gel anestésico.